La Barcelona judía

Durante el período medieval, existía una pequeña pero activa comunidad judía en Barcelona.

Dicha comunidad coexistió, en general pacíficamente con la comunidad mayoritaria de fe católica.

Dicha coexistencia pacífica acabó en 1391, cuando una crisis económica que sucedió a una serie de brotes de peste, desembocó en un pogromo. Durante 3 días, del 5 de agosto de 1391 hasta 8 de agosto , se destruyeron propiedades de los judíos y se asesinaron 300 judíos, acabando con la judería de Barclona.

Para reparar en la medida de lo posible este hecho se cambió el nombre de la calle Sant Domenech del Call por calle de Salomó ben Adret. Salomó ben Adret fue un rabino de Barcelona del siglo XIV.

Empezamos en la plaza Garriga i Bachs. En ella se encuentra un mural de cerámica que describe la historia los ejecutados en la Ciutadela durante la Guerra de Independencia napoleónica (1808-1814).  Nos situamos frente al mural. A mano izquierda caminaremos por la calle Sant Sever. En ella nos encontraremos la capilla de Sant Sever.

La capilla de Sant Sever está en la calle Sant Sever, 11, y es de estilo barroco

Poco después de la capilla de Sant Sever, a mano izquierda iniciamos el recorrido por lo que queda de la call barcelonesa. La palabra call significa calle estrecha. Su uso se amplio y pasó a denominar todo el barrio judío. Empezamos pues en la actual calle Salomó ben Adret. Cuando los judíos vivían en el barrio la calle era conocida por la de la Gran Sinagoga, probablemente porque en ella se encontraba el principal centro de culto judío. Esta calle tenía entonces varias carnicerías que vendían carne de animales sacrificados conforme al rito prescrito.

Esta calle y el resto de las calles que mencionaremos conservan pocas huellas de sus antiguos habitantes. Sin embargo, queda mucha documentación de su existencia principalmente por los escritos del rabí que da nombre a la calle, Salomon ben Adreth.

Calle Salomo ben Adreth

Al final de la calle, giramos a mano derecha por la calle Marlet.

Calle Marlet

En la calle Marlet, 5, se encuentra la Sinagoga Mayor de Barcelona. Es la sinagoga más antigua de España. Desde 2002 se puede visitar su interior.

Al final de la calle Marlet a mano derecha, se conserva un fragmento de una inscripción en hebreo cuyo texto dice así:  ”La sagrada fundación de reb Samuel Ha-Sareri, que tenga larga vida para siempre”.

Inscripcion Hebrea de la Calle Marlet

En la esquina, si giramos a la derecha, nos encontraremos en  Arc de Sant Ramon del Call. Al final de la calle se ubica un centro dependiente del Museo de Historia de Barcelona dedicado al Call.

Este Museo está ubicado donde se encontraba la casa de Yusef Bonhiac, tejedor de velos. En él podremos encontrar muchos escritos y utensilios de la comunidad judía.

Por el contrario, si giramos a la izquierda, y seguimos por la calle antedicha, la Calle Arc de Sant Ramon del Call, llegaremos a la calle Call, vía principal del barrio judío.

Parece que hubo una segunda área habitada por judíos que tenía su centro en una sinagoga situada cera de la iglesia de la Trinitat, la actual iglesia de Sant Jaume, en la calle Ferran, 28. Después del progromo de 1391, una cofradía de conversos consagró la sinagoga como capilla cristiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.